Como Podar una Orquídea

Una buena poda es necesaria para mantener tu orquídea en condiciones saludables, ya que, estas flores necesitan de un mantenimiento constante.

Algo que debes tener en cuenta es que muchas variedades de estas bellezas tropicales rara vez requieren poda, excepto para fomentar un segundo florecimiento o para quitar hojas o tallos muertos o moribundos.

como podar una orquidea

En este artículo podrás encontrar todo lo relacionado con las herramientas para podar una orquídea, cuando se debe hacer y como podar tu planta.

Herramientas para la poda

herramientas

Tus herramientas de poda deben estar en buenas condiciones y además esterilizadas. Para eso te recomiendo usar agua caliente y jabón para lavarlas.

Posterior a que hayas limpiado tus implementos de poda es necesario desinfectarlos. Esto lo puedes hacer colocando las herramientas al fuego durante unos segundos. Después las dejas, sobre una toalla de papel hasta que se enfríen.

Otra alternativa más rápida es sumergir todas las herramientas en un recipiente con alcohol y luego secarlas.

Las herramientas y los elementos de protección que necesitas para podar son:

  • Tijeras de poda. Bien afiladas.
  • Cuchillo.
  • Guantes de jardinería.
  • Escalera de aluminio.
  • Gafas protectoras

¿Cuándo se hace?

La poda de tu orquídea hay que hacerla por lo menos cada año posterior a la época de floración. Cuando no cortas tu planta los tallos se vuelven más gruesos y las flores pierden su belleza y vitalidad.

cuando se haceLas orquídeas florecen entre la primavera y el verano, después sigue una etapa de reposo y las flores empiezan a caerse. Es el momento de darle fuerza a la planta por medio de la poda. También lo puedes hacer en cualquier otra época del año.

Recomiendo realizar podas de forma regular, ya que, se pueden eliminar flores y tallos marchitos o incluso enfermos. Cuando haces esta clase de recorte además eliminas las puntas negras que se presentan cuando el capullo empieza a envejecer.

Ten en cuenta que la poda beneficia a tu flor en lo que tiene que ver con su crecimiento y desarrollo. Con este cuidado podrás tener tu planta para mucho tiempo.

En conclusión, el mejor momento para podar es entre el otoño y el invierno cuando la temperatura está más baja. Sin embargo, puedes evaluar hacerlo en otro momento.

¿Cómo se hace?

Ante todo, debes tener en cuenta que la poda es indispensable si quieres que tus orquídeas estén sanas, fuertes y además que su floración sea múltiple.

como se hace

Antes de empezar la poda evalúa como están las condiciones de tu planta. Esto te ayudará a determinar si hay partes de la orquídea que es necesario eliminar por estar marchita, dañada o enferma.

Si por el contrario presenta el color y la sanidad aconsejable podrás tomar la decisión de no realizar la poda aún. Tampoco lo harás cuando tu planta está en plena floración.

Los siguientes son los pasos para realizar una buena poda:

Paso 1

Retira los tallos marrones o marchitos porque no van a producir flores. Es necesario cortarlos completamente. Esto permitirá que crezcan otros tallos, ten cuidado de hacerlo a partir del tercer nudo contando desde la base.

Paso 2

Cuando las raíces se ven de color negro puede ser por infección o también por falta de espacio en la maceta.

Poda las raíces negras o color marrón y blandas al tacto porque están muertas. También puedes hacer la poda de las raíces cuando vayas a hacer el trasplante de la planta, ya que, es el momento de observar el estado de las raíces.

Paso 3

Revisa las hojas de la orquídea. Si están verdes duras y brillantes es porque están sanas y no debes cortarlas. Si hay hojas amarillas o marrón es mejor esperar para que mejoren antes de podar.

Cuando las hojas estén marchitas y de color amarillento es probable que estén presentando enfermedades por bacterias u otros agentes. Esto debe llevar a decidir retirar las hojas que tengan mal aspecto una a una.

Otras veces las hojas tienen manchas negras por enfermedad, por haber utilizado demasiado fertilizante o por que el riego fue en exceso. En este caso es mejor retirar las hojas que presentan dichas manchas negras.

Paso 4

Cuando veas brotes en la planta, los cuales son parecidos a espinas cubiertas de vegetación marrón significa que vienen flores o tallos nuevos. En tal caso corta por encima del brote a 1,5 cm.

Paso 5

Corta las flores en mal estado sin perder la estructura del tallo.

Paso 6

Terminada la poda es conveniente renovar el sustrato para que la planta disponga de buen nutriente.

Paso 7

Los tallos podados suelen presentar keikis que son plántulas pequeñas con 2 o 3 hojas que más adelante se pueden trasplantar y dar origen a una nueva orquídea.

Paso 8

Después de 8 a 12 semanas de haber realizado la poda tu orquídea empezará a florecer, aunque puede variar esto debido al clima y los cuidados que se le hayan proporcionado.

Otros Artículos Interesantes